lunes, 23 de noviembre de 2009

Una noche de grandes sonrisas, Baglietto en ND Ateneo

Anoche unas cuantas abuelas porteñas debieron quedarse a cuidar a sus nietos, es que arriba del escenario volvía a “actuar para vivir” Juan Carlos Baglietto, un poco más viejo, tanto como a nosotros también nos pasa el tiempo.

”Era en abril” rompió en las radios con las canciones en inglés, ahí conocimos –en medio de la guerra de Malvinas- a este rosarino, junto a esos maravillosos fabricantes de canciones que lo acompañan y nutren cada una de sus nuevas presentaciones.

Esta oportunidad sirvió para presentar “Sabe quien...” –a punto de lanzarse su versión en DVD- y repasar temas viejos.

Sabe Juan Carlos uién nos calla,
Abruma y empalaga
Endulza y envilece,
Quien nos deja al descubierto,
Nos traiciona, nos delata.
Sabe quien…

Como señala Baglietto en la contratapa de “Sabe quien...“ y comenta desde el escenario, esta etapa ha sido entrecortada y con ciertas dudas, en particular de la respuesta de su público.

Sin embargo es una noche feliz, se nota en los rostros de los músicos que intercambian sonrisas y miradas en muchos momentos, se nota en la intensidad de la voz de Baglietto, en su actuación con toda su expresividad. Quizás algo de esto haya pesado en la elección previa de los temas.

El recital lo abre cantando a medias con Javier Sánchez, autor de la letra de varias letras, que tendrá la oportunidad de presentar varios temas de su propio trabajo “Gauchos modernos”. Luego será el turno de Baglietto a pleno, con “Parado”, un temazo de Rubén Blades.

Si yo he vivido parado ¡ay! Que me entierren paradoSi pagué el precio que paga el que no vive arrodilladoLa vida me ha restregado, pero jamás me ha planchadoEn las buenas y en la mala… ¡voy con los dientes pelados!Sonriendo y de pie... ¡siempre parado!

Sonaron viejos clásicos: El gigante de ojos azules, Mirta, El loco de la calesita, Dios y el diablo en el taller, Eclipse de mar, Tratando de crecer. Un repaso de amores viejos y nuevos, de lugares queridos, cantarle a las cosas de la vida. Pasan los años y no deja de asombrar que vivos están estos temas, que podemos cantarlos aunque pase tanto tiempo sin escucharlos.

Todavía me emocionan ciertas voces
todavía creo en mirar a los ojos,
todavía tengo en mente cambiar algo,
todavía hay diarios todavía

La rosa fantasma, Adoquines en tu cielo, Rosario y En este barrio formaron un pequeño recuerdo y homenaje a Mezo Bigarrena. Y sonaron algunos de los nuevos, como: Me asomo (Olga Roman), Angel y demonio (Olga Roman), Mundo redondo (Javier Sánchez).

Soy el principito
en el asteroide de tu corazón.
Soy el Humphrey Bogart
que te roba un beso
al lado del avión.

Dentro de lo eclécticos que somos, hubo espacio para el recuerdo infaltable a Olmedo, pero también una introducción disco como homenaje a Michael Jackson.

La banda estuvo integrada por: Daniel Homer (guitarra), Cristian Judurcha (batería), Adrián Charra (teclados), Juan Miguel Perone (percusión), Víctor Carrión (vientos), Guido Martínez Quinzio (bajo y contrabajo)

Un disco de Baglietto siempre es una muestra de cuidadosa elección de los temas, pulida interpretación, fina elaboración musical, pero en vivo siempre Baglietto pone un plus que es su propia emoción.

Fotos en facebook

http://www.facebook.com/album.php?aid=44264&id=1278919076&l=382ba517a6




1 comentario:

  1. Debajo de la cama... se asoman sus zapatos. Mirta, gracias por todo

    La dictadura, en éstos casos (Goldín, Fandermole, Garré, Paez, Abonizio, y por analogía, Pablo y el enterrador, Boccanera, De los Santos) nos hizo un favor

    Puñal, tras puñal, desgarradoras canciones sentimentales

    ResponderEliminar