martes, 5 de enero de 2010

Libro: SUMO, de Roberto Pettinato

Se han escrito y filmado muchas cosas sobre SUMO, infinitas leyendas corren por ahí. Esta vez es uno de sus protagonistas el que nos invita a tratar de conocer que fue SUMO, visto desde el lado de adentro.

No se trata de una cronología novelada, ni de una exaltación para fanáticos. El prologo nos advierte "no siempre la prolijidad y las estructuras son las bases reales de una obra". No lo fue para SUMO y tampoco es aquí. El libro es una suma de recuerdos que van saliendo espontáneos y fragmentados, junto a reflexiones intimas de uno que estuvo ahí -Roberto Pettinato-.

Reconstruir el pasado es cuestión llena de falsas verdades, creencias que durante un buen tiempo nos engañan dándose por afirmaciones definitivas, hasta que una nueva huella descubierta o un nuevo recuerdo van construyendo otra versión de la historia. Así cada nueva versión va sepultando a la anterior. Todas las historias son fugaces...

"¿es la historia verdadera? Claro que no. Es MI historia dentro de esa banda porque YO estuve ahí" dice Pettinato, que retoma su libro
La jungla de poder editado hace unos 15 años y que quedo como una primera parte inconclusa. Aquí en base a aquellos textos y suma nuevos capítulos y entrevistas a los integrantes del grupo.

¿Luca comía? Pregunta curiosa que da pie a preguntarnos como y donde vivía, no tanto por el dato exacto de un domicilio, sino por como eran sus días. Hay espacios en blanco en el libro, hay indicios, y un poco del lado oscuro de la juventud post-dictadura, que se liberaba bruscamente de la represión cultural y moral.

Son varios los mensajes que nos sugiere el texto, donde SUMO colisiona con el auge comercial y masivo del rock argentino post-Malvinas, encarnado en el surgimiento de grupos como Virus, Zas o Soda o los recitales aptos para todos público de Barrancas de Belgrano. SUMO es el otro mundo, subterráneo y desconocido para muchos que formamos parte de aquella generación.

"Luca los odiaba, aunque en realidad no era otra cosa que envidia por algo que, en su contradicción, en el fondo no le importaba conseguir" (página 69)

Eran tiempos donde la represión de la dictadura sumado a las limitaciones de las comunicaciones imponían una distancia con lo que sucedía musicalmente en el rock. Luca trae mucha información con él, que aquí solo llegaba a un pequeño público. En SUMO fusiona todas esas influencias, "creamos un estilo sin estructura", con la influencia entre otros de Joy División, Van der Graaf, Ian Dury & The Blockheads.

Quizás en algún punto se despierte nuestra morbosidad por conocer la trastienda del mito, o por lo opuesto algo de idealización de aquella experiencia tan al límite que terminó con la muerte de Luca Prodan. Estos testimonios nos permiten jugar con la fantasía de aquellas vidas, pero sin asumir sus riesgos.

El libro repasa la vida del grupo, sin cosmética. La espontaneidad y creatividad combinada con irresponsabilidad e improvisación. "De nada nos podíamos encargar" (página 53). Shows y discos que salen como salen. La descripción de esos personajes y lugares sórdidos en los que SUMO tocaba. El protagonismo de Luca. La relación con el dinero, las drogas, la fama y los prejuicios, conflictos en el grupo, las influencias musicales que trae Luca de Europa.

Un buen libro debería alimentar la leyenda que Luca vive y que SUMO es -aun hoy- la banda más grosa del rock argentino. Pero Pettinato no cumple con su obligación y nos lleva por un relato plagado de dobleces y contradicciones. Muestra el conflicto por el creciente alcoholismo de Luca como un camino sin retorno.

Resulta paradójico que en la soledad de las sierras cordobesas se compusieron las "canciones mas violentas y retorcidas del rock local", de un rock completamente urbano. ¿Qué somos? Somos un grupo de ROCK, responde Luca ante la pregunta repetida. Pero el grupo no parece el mismo que convivió en El Nono -Córdoba- "Nono fue una gran época para todos nosotros" o pasaba largas sesiones de ensayos en Hurlingam con el solo objeto de tocar y estar en familia. Luego vendrá el distanciamiento en los tiempos de grabación de After Chabon, "simplemente habíamos perdido la onda, la gracia y la alegría de poder volver a tocarlos con la conexión en su primer momento".

Van anécdotas sabrosas como algún momento en el Einstein, el viaje a La Rioja a buscar cardos, la "cena con mono", los fantasmas del Hotel Casino en Carrasco.

Pettinato describe a Luca como capaz del amor más cruel y del odio más tierno, de una potencia y carisma avasallante e incapaz de organizarse en función de un futuro, alguien que eligió vivir su vida con una intensidad compacta.

Los SUMO despiden a Luca con sus propias palabras "irte al otro lado... Sin sentir nada ... Sin dolor ... Como en un sueno", queda un sentido de culpa y de bronca, por no haber podido evitar lo inevitable.

El tiempo demostró que no fue casual la composición humana de SUMO, que luego dio hijos tan fuertes como su padre, en las distintas actividades musicales, periodísticas y televisivas que sus integrantes recorrieron.

En el final del libro se repasa uno a uno los temas grabados por SUMO, refrescando el momento del grupo en cada uno de ellos y las anécdotas de su grabación. Tan acostumbrados que hoy estamos a llevar 8 GB. de música hecha un bolo en nuestro mp3 donde se mezclan Almendra con La renga y Fidel Nadal con Litto Nebbia, temas de hoy y de hace 40 años. Aquí cada tema recupera su personalidad, nos hace revalorizar el formato de un disco, como obra de un tiempo, su sentido, su historia.







Algunas definiciones sobre SUMO:

"Eramos enormes, eramos pequeños, eramos millonarios, eramos pobres. Estábamos ocupando un lugar. El lugar no era otra cosa que ... vacío. El vacío más potente que jamás se escuchó" Roberto Pettinato (página 45)

"Somos un grupo de rock" Luca Prodan

"... en sueños alguien tendría que haberme anunciado que en poco tiempo estaría dentro de un monstruo al que lamentaría haber conocido y haber dejado morir" Roberto Pettinato (página 51)

"Ahora parece que ya vivimos cerca de todas las companías y conocemos todos los personajes habidos y reciclados por haber. Recordar los hermosos y buenos tiempos, como decía esa letra de Prodan en Divididos por la felicidad, tiempos en que uno podía enfrentarse con toda la sociedad. ¡Y ahora tenemos miedo a discutir el precio o una fruta mal pesada!" Roberto Pettinato (página 76)

"SUMO fue eso: el mejor sistema creado para liberar el inconsciente y el mayor de los sistema abocados a extraer tu imaginación y usarla a su favor" Roberto Pettinato (página 102)


Comentario: SUMO y yo, por Juan Forn
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-135581-2009-11-20.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario