domingo, 27 de febrero de 2011

David Lebón y Pedro Aznar, juntos en presente (Rosario 2011)


David Lebón y Pedro Aznar
Anfiteatro Municipal Humberto de Nito
Ciudad de Rosario, 25 de febrero 2011

Su reunión siempre evoca aquella banda, quizás la más importante de nuestro rock nacional, que los unió durante algunos años, tanto para los mayores que tuvieron oportunidad de disfrutarlos entonces, como para quienes los conocimos después.

Tantas cosas los han unen como los diferencian. Aznar es un estudioso, creativo, renovándose siempre y fusionando músicas muy diversas, desde el folclore hasta el jazz. Lebón es un autodidacta, más centrado en el rock y su toque personal hacia el blues.

En este caso, Pedro se presenta solo con sus más variados instrumentos –guitarras, bombo, teclados-, para recorrer las canciones que ha grabado en vivo en su recientemente lanzado A solas con el mundo. Allí reúne una serie de temas que ha versionado de otros autores.


Abre con un tema propio como Fugu y con muchísima personalidad recorre canciones como: Media Verónica (Andrés Calamaro), Muñequitos de papel, A primera vista (Chico Cesar). Presentación especialmente dedicada para Mercedes Sosa de Si llega a ser tucumana (Leguizamón - Pérez).

Calling you (Bob Telson) casi solo con su voz, Vos sos mi amor (David Gray) con una acústica, luego una versión eléctrica de Quebrado que será uno de los temas propios más aplaudidos. Llegarán un par de bagualas, para jugar con el público en Y arriba quemando el sol (Violeta Parra) y Tan alta que está la luna (popular) donde la voz de Aznar luce imponente.

Con tanta naturalidad van cambiando los ritmos que para cerrar saltamos kilómetros de cultura hasta el tema de George Harrison, While my guitar gently weeps.

A su turno, David Lebón se presentará acompañado de Leandro Bulacio en teclados y Adriana Sica en guitarras, ambos acompañándolo en coros para repasar temas propios de toda su larga carrera.


Dispuesto a seguir presentando su nueva guitarra y a convertir cada tema en una oportunidad para jugar con ella, con esos tonos tan propios de Lebón, la primera canción fue Cuánto tiempo más llevará.

Repasará temas no tan conocidos pero siempre presentes en sus shows como Deja de jugar y Tu llegada, nuevas oportunidades para probar su guitarra. Un tributo infaltable al Pappo con el tema Juntos a la par, que siempre recuerda haber descubierto jugando entre los archivos de su computadora.

Otro recuerdo, el primer tema de Serú de la noche, Parado en el medio de la vida. Más temas propios, esta vez de su último CD “Deja vu” como En una hora y El tigre y el dragón, luego sumaría Sos mi oasis. Y un blues con No quiero encerrarme.

Una presentación acústica que permite que cada instrumento y arreglo luzcan con claridad cómo fueron los últimos shows en Boris Club a principios de febrero. En los últimos temas, participarán un poco más Leandro Bulacio con los teclados y Adriana Sica ahora con guitarra eléctrica.

Personalmente, y metiéndonos en cosas que hacen la intimidad a los artistas y van más allá de lo artístico, Lebón se lució con una dosis de entusiasmo que nos da mucha alegría verlo así. Un himno como Esperando nacer y otro de Serú 92, Mundo agradable completan la presentación propia.

Para completar el show Pedro y David subirán a cantar juntos con un sonido acústico y las voces del público que completaba el Anfiteatro. Habrá dos temas de Lebón, de su primer grabación como Dos edificios dorados y el blues Copado por el diablo (donde Aznar vuelve a aportar su creatividad). San Francisco y el lobo, con Lebón en acústica y el bajo de Aznar.

Algún “irrespetuoso” pregunta con picardía si ensayaron mucho, y despierta la risa de todos. Aquella experiencia del regreso de Serú Girán en 1992 vuelve nuevamente a tener su espacio con A cada hombre a cada mujer, y el infaltable Seminare pondrá el cierre del show.

Fueron dos personalidades artísticas distintas, generaciones los diferencian, estilos musicales, más allá de una experiencia compartida y muchos reencuentros. Cada uno eligió presentar su propia propuesta, más innovadora en el caso de Aznar, más propia en el caso de Lebón. Coincidencias que los dos elijan presentaciones personales e íntimas. Hubo un tributo infaltable al pasado y hubo mucho más de presente.

Pedro Aznar (videos)

David Lebon (videos)

ALBUM DE FOTOS EN PICASSA

sábado, 26 de febrero de 2011

Charly García, en la Fiesta Nacional del Sol (San Juan)

Charly García, en la Fiesta Nacional del Sol
Provincia de San Juan, 25 de febrero 2011

Cada show de Charly esta atrapado en las valoraciones y comparaciones con su pasado más lejano y más reciente, una permanente comparación consigo mismo y con su mito. Y cada espacio vacio, sin su presencia sobre el escenario, se llena de conjeturas, supuestos y ansiedades.

Esta vez les traemos la emisión de Canal 5 Telesol, de la Fiesta Nacional del Sol de la Provincia de San Juan. Lo que más impresiona vuelve a ser su actitud inquieta, impredescible como lo caracteriza, con mayor espontaneidad y entusiasmo por actuar. Con algunos mensajes que hoy parecen tenerlo interesado, al hablar de "códigos mediáticos". Sabemos de su voz quebrada, su ciertos vacios en las canciones y en su dedicación al teclado. Pero su rol de conductor del show cada vez se muestra más fluida y a diferencia de cierto "bardo" que ofreció en el Cosquín Rock -quizas a la medida del publico de aquel evento rockero y juvenil- esta vez no tuvimos esas innecesarias escenas de microfonos al aire y pantalones bajos.

Que mejor que hablen las imagenes y el sonido, aquí esta ....


LISTA DE VIDEOS EN YOUTUBE:

Cerca de la revolución
Rock and roll yo
Fanky
Pasajera en trance
No toquen
Tu vicio
Me siento mucho mejor
Yendo de la cama al living
Rezo por vos
No me dejan salir
Copado por el diablo (David Lebon)
El amor espera
No importa
Demoliendo hoteles
No voy en tren

Nos siguen pegando abajo
Canción para mi muerte


CRONICA en CINEMA VERITE


miércoles, 23 de febrero de 2011

CHARLY GARCÍA: Kill gil (CD+DVD)

CHARLY GARCÍA: Kill gil.
por Miguel Ángel Dente

CD/DVD. Demorado… esperado… ansiado… ¡si hasta se creía que había naufragado como un demo perdido en las telarañas de la web!
Lo cierto es que el 2010 se fue con la aparición oficial de Kill gil, a cuatro años de su grabación original –aunque con nuevas mezclas- y luego de haber recorrido un largo calvario. Kill gil podrìa ser considerado como un disco “de transición” en la carrera de Charly, ya que fue pergeñado en una de las etapas más duras de García, previa a su última internación.
Este trabajo había sido colgado en la red anónimamente -o no tanto- y el hecho de que el material fuera conocido por todos nosotros, claro está, hacer perder el impacto de la novedad. Pero, en verdad, nos permite volver a apreciar los aciertos del álbum con mayor atención y un balance final positivo: ¡bienvenido sea!
No importa es un rock clásico y progresivo de esos a los que Charly nos tiene acostumbrados al introducir cada disco (estaba en llamas cuando me acosté o víctima…). Después de la sucesión de capas sonoras con los teclados llega un poderoso tándem compositivo con King Kong / pastillas, melodiosa balada midtime de un García “puro”. Y bien juntitos también llegarán los hits del álbum: el gran beat sesentista los fantasmas + corazón de hormigón, un desprejuiciado viaje en el tiempo a la época del Club del Clan, justamente en la voz de su amigo Palito Ortega.
Su capacidad intacta para realizar covers queda demostrada una vez más con mirando las ruedas (Lennon) con la que aprovecha a abrir paso a una tríada de temas en inglés: el potente rock break it up; la tercera versión y más emotiva de happy and real e in the city that never sleeps. Esta última quizá se encuentre entre las más grandes canciones de Charly pero, personalmente, la hubiera preferido en castellano.
Las reinterpretaciones de transformación y telepáticamente confirman las bondades de cuando fueron registradas para los regresos de Serú Girán (1992) y Sui Géneris (2000), respectivamente.
En el plano general, la voz luce como en sus mejores momentos y la verdadera búsqueda e innovación radica en la programación rítmica y los loops que unifican el sonido de todo el álbum.

Canciones
01. no importa
02. King Kong
03. pastillas
04. transformación
05. los fantasmas
06. corazón de hormigón
07. mirando las ruedas (John Lennon)
08. break it up
09. happy and real
10. in the city that never sleeps
11. telepáticamente

Músicos
Charly García: voz, guitarras, bajo, piano, teclados, programación de batería
Kiuge Hayashida: guitarras
Carlos González: bajo
Tonio Silva: batería
Invitados: Bernard Fowler, Carlos Negro García López, Palito Ortega, María Eva Albistur, Fernando Kabusacki, Deborah Del Corral

Data
Todos los temas compuestos por Charly García exceptuando el indicado
Fénix / Del Ángel Feg / Say No More / Sony Music: edición
Maki Montes de Oca sobre ideas de Charly: arte
Charly García: ilustraciones
Juan Brihet, Patricio Londaits: dvd

domingo, 20 de febrero de 2011

Fito Páez, simplemente cantar (Tigre 2011)

Fito Páez, Ciudad de Tigre
19 de febrero 2011

Organizado por la Municipalidad de Tigre, Fito Páez se presentó en esta ciudad en un show gratuito, acompañado de toda su banda y repasando los temas que ha elegido para las actuaciones de este último año.

Sin que falten temas clásicos como 11 y 6 hasta Ciudad de pobres corazones, donde Fito expresa desde su sensibilidad, sus pasiones hasta su ira más profunda, la selección de las canciones combinó algunos temas de Confía –su último trabajo de estudios- con otros en sintonía con esta versión de un Páez más moderado y “sin sentido”.

Breves fueron sus diálogos, donde se notó la misma actitud entusiasta y alegre que pudimos encontrar en su actuación en El Abrazo, en Santiago de Chile, en diciembre pasado.

“Feliz 2011, esperemos tener un arranque de año fabuloso y llamemos a los vecinos que vengan que no llueve” señaló entre la primera versión de Folis Verghet, un breve tributo a Charly García y presentar Tiempo al tiempo, esta vez al frente del escenario.

Cada día es una oportunidad
de salir a la calle y enfrentar al viento
Los sueños a veces se hacen realidad
dale tiempo al tiempo.


Casi pegaditos los siguientes fueron El chico de la tapa –un poco más roquero- y Llueve sobre mojado. Un toque de bandoneón desde los teclados de Diego Olivero para interpretar Giros. Después vino una versión clásica de 11 y 6.

La banda que lo acompaño estuvo integrada por: Diego Olivero y Juan Absatz en teclados, Gastón Baremberg en batería, Coki Debernardi en guitarra, coros y percusión, Eloy Quintana en bajo, Carlos Vandera en guitarra acústica y coros y Dizzy Espeeche en guitarra eléctrica. Una base amplia y sólida que aportó matices al despliegue de Fito en el micrófono y bastante de su espontaneidad en los teclados. La voz de Fito lucio muy bien, puesto a cantar cada canción.

Otro momento de más energía y también de lucimiento individual de Dizzy Espeeche, llegó con Circo Beat.

A continuación Fito nos regaló uno de los mejores climas de la noche, solo en su teclado fue hilvanando con bastante libertad tres temas hermosos y de distintas etapas como: Cable a tierra, Tus regalos deberían de llegar y Tema de Piluso.

No creas que perdió sentido todo… “no lo se” matizó Fito promediando la canción.
no dificultes la llegada del amor;
no hables de más, escucha al corazón
ese es el cable a tierra.

La electricidad volvió con El diablo en tu corazón y completando la presentación de Confía, llegó La ley de la vida.

El escenario quedó a oscuras y Fito eligió presentar en voz tenue, “No podemos dejar de ser quien somos, ni bueno, ni malo” mientras la banda empezaba a hacer sonar Naturaleza sangre.

Alguna vez lo presentó como su “tema bueno”, ese que se hace una vez en la vida. Siempre para rendir tributo a Piazzola, los Beatles y García –en otro momento de la noche también sumaría a Nebbia y Spinetta entre sus padres musicales- inició Tumbas de la gloria.  Pegadito, mediante su propia y extensa improvisación en el teclado, siguió con Un vestido y un amor (Te vi).

Al lado del camino, otra de las elecciones que muestran coherencia con esta etapa de Fito, apostando al entusiasmo, frente a las cosas que nos disgustan y nos dañan, a lo que nos gusta y con todas las contradicciones nos mantiene vivos. Jugando con las chicas, que a veces parece que confunden a Fito con Arjona, presento Polaroid de locura ordinaria.

La versión más rockera y rabiosa de la noche llego con Ciudad de pobres corazones, quizás un tema fuera de este presente pero que no puede faltar a la hora de reflejar el collage de sensaciones. Para la despedida, con A rodar la vida, otra canción que nos vuelve al optimismo.

A la hora de los bises, Fito nos tenía una sorpresa más allá de los dos temas que habitualmente siempre forman parte del final de cada show: Dar es dar y Mariposa Tecknicolor. Fue la presentación, solo en teclados de un tema nuevo en el mismo espíritu de su último trabajo.

Fito nos contagió, en un ida y vuelta, toda su vitalidad durante el show, se mostró feliz arriba del escenario, gustoso de darse un poco de libertad en el teclado, sin renunciar a nada eligió a partir de Confía una actitud más sencilla, un mensaje menos crispado, elogiando los sinsentidos que nos alegran la vida, confiando en lo que sucederá.

LISTA DE VIDEOS EN YOUTUBE

LISTA DE TEMAS
Folis Verghet
Tiempo al tiempo
El chico de la tapa
Llueve sobre mojado
Giros
11 y 6
Circo beat
Cable a tierra + Tus regalos deberían de llegar + Tema de Piluso
El diablo en tu corazón
La ley de la vida
Naturaleza sangre
Tumbas de la gloria
Un vestido y un amor (Te vi)
Al lado del camino
Polaroid de locura ordinaria
Ciudad de pobres corazones
A rodar la vida

(Tema nuevo)
Dar es dar
Mariposa tecknicolor

sábado, 19 de febrero de 2011

Jauria, Virus y Skay, Cosquín Rock 2011

Jauria, Virus y Skay, Cosquín Rock 2011
Sábado 12 de febrero 2011
Santa María del Valle de Punilla

La ciudad de Cosquín esconde algún secreto. No deja de ser una ciudad pequeña, con su calle principal y su plaza, su Correo Oficial, su Banco Nación, algunos negocios de provisiones, tiendas y celulares, heladerías, perros vagabundeando, su horario de siesta, su iglesia, su terminal.

Ubicado en el centro geográfico argentino y el Valle de Punilla, es una escala turística. Sin embargo, el hotelero que me aloja no logra convencerme de los atractivos propios y me invita a viajar a ciudades vecinas. Desde la altura del Cerro Pan de Azúcar podemos ver los kilómetros del valle desde Córdoba, el lago San Roque hasta donde se pierda la vista.

Algo particular tiene esta ciudad capaz de albergar a los dos festivales de música popular más grandes y tradicionales: folclore y rock. El folclore lleva 5 décadas y ya encontró lugar permanente en el escenario de la Plaza-Escenario Prospero Molina.

El rock sigue buscando su sitio. Primero fueron los festivales en La Falda –a unos 30 kms. de aquí- organizados por Mario Luna. Ya hace más de una década que José Palazzo tomó la organización y lo ubicó en Cosquín. Durante unos años organizado en la Comuna San Roque, con el lago prácticamente de fondo del escenario principal. Ahora mudados al Aeródromo de Santa María de Punilla por las quejas de algún vecino.

Aquí vamos a repasar algunos shows del escenario principal, de la segunda jornada, el sábado 12 de febrero.

UTOPIANS

Luego del chaparrón y que los plomos secasen rápidamente el escenario, ante los primeros que ingresamos al Aeródromo Utopians abrío la tarde del escenario principal. Una banda con un estilo bastante actual: dos guitarras, bajo y batería y un sonido intenso y cargado. Con una formación muy joven y liderados por Bárbara Recanati.

Se hace difícil poder definir a un grupo de rock en la primera oida, más en vivo que el sonido suele cargarse en demasiada y borrar cualquier matiz. Pero parece que hay tantos que apuntan a lo mismo.

Más info sobre Utopians: http://www.myspace.com/utopiansrock

MARIA EVA

Más allá de las referencias musicales y de músicos que puedan incluirse en un curriculum, otra fórmula que se repite: un sonido sin sutileza, demasiado denso y monótono. Disculpemos nuevamente que el vivo no es el mejor lugar para apreciar una banda por primera vez.


JAURIA

La receta no cambia, pero Ciro Pertusi sabe mucho más de esto y se nota. Repasará con su nueva banda JAURIA su primer CD editado, con temas como Ascenso, Morgue corazón, El tiempo –dedicada a la militante anarquista italiana Soledad Rozas-, Tosco –por el sindicalista cordobés líder del Cordobazo- o el cierre con La jauría. No faltará tampoco algún clásico de Ataque 77 como Aspero.

En el medio del show, la presentación del programa PATITAS DE PERROS, para promover la adopción de mascotas sin dueño.


LISTA DE VIDEOS EN YOUTUBE


VIRUS

La tarde se quiebra, volvemos a los ochenta y la modernidad eléctrica y audaz de Virus. Repasaran todos sus grandes éxitos.

Liderados por Marcelo Mouras en voz, Julio Moura y Daniel Sbarra en guitarras, los tres históricos de la banda. Y los más jóvenes Ariel Naon en bajo, Lulo Isod en batería y Fernando Monteleone en teclados.

Arrancaron con Mirada Speed. En Imágenes Paganas se sumó Carca –el primero de los invitados-. El siguiente invitado fue desde Uruguay “el talentosísimo” Dani Umpi, en Luna de miel y el público acompaña con una lluvia de caramelos. Entre ellos, el hit El probador. Ana Naon fue la tercera invitada para cantar Amor descartable. Para cerrar con El agujero interior.

LISTADO DE VIDEOS EN YOUTUBE




LUIS ALBERTO SPINETTA



LEON GIECO y D-MENTE



SKAY

Centrado en sus propias canciones, Skay hizo uno de los sets más extensos –más de hora y media-. Con versiones de Quien sos, El viaje de Mary, En el camino, La rueda de las vanidades o Territorio caníbal.

Tampoco faltaron algunos clásicos ricoteros como El pibe de los astilleros o Todo un palo, que fueron los temas más festejados. Y para finalizar, el infaltable “pogo más grande del mundo” con Jijiji.

LISTA DE VIDEOS EN YOUTUBE



CHARLY GARCIA



ALBUM DE FOTOS EN PICASA


León Gieco, historia de Cosquín Rock 2011

León Gieco y D-mente, Cosquín Rock 2011
Sábado 12 de febrero 2011
Santa María del Valle de Punilla

Lo de Gieco comenzó siendo bien histórico, con un video de BAROCK 1971 cantando a dúo consigo mismo Hombres de hierro, acompañado de su guitarra.

Casi como padrino de las generaciones más jóvenes tanto en las bandas que participan del Cosquín Rock como en el público, repaso los orígenes del Cosquín Rock en las reuniones en La Falda organizadas por Mario Luna.


Sumó como primer invitado a Pancho Chevez para cantar Solo le pido a Dios. Luego fue una versión de la hermosa La memoria con la danza de Mundo Alas y la dedicatoria a Madres y Abuelas. Cerrando el set acústico, un dúo a capela con Andrés Gimenez para cantar 5 siglos igual, recordar cuando la compuso en 1992 al rechazar una invitación oficial para participar de los 500 años de colonización de América, y dedicarle el tema como es habitual al presidente Boliviano Evo Morales.

Ahora es el turno de la versión eléctrica y rockera junto a D-mente, unión que fue presentada aquí por primera vez hace unos años y que su aprobación la llevo hasta el festival de Folclore, con temas como El fantasma de canterville, En el país de la libertad, La mama de Jimmy y Todos los caballos blancos, recordando los primeros trabajos discográficos de Gieco. Gieco siempre lleva el clima de la fiesta popular, atraviesa todo y mueve hasta los más duritos.

La presentación de El Ángel de la bicicleta, dedicada a Pocho Lepratti, trajo la condena de los crímenes de fines del 2001 por representantes de la Casa de Cultura Pocho Lepratti de Villa Ludueña, al grito cantado "bajen las armas, que aca solo hay pibes comiendo".

En el cierre es Andrés Gimenez el que toma el liderazgo para pedir un pogo, en una versión bien potente de Pensar en nada. No falta la foto de la despedida, con la cual Gieco y los suyos nos llevan juntos.

LISTA DE VIDEOS EN YOUTUBE

ALBUM DE FOTOS EN PICASA


jueves, 17 de febrero de 2011

Luis Alberto Spinetta, solo música en el Cosquin Rock 2011

Luis Alberto Spinetta, Cosquín Rock 2011
Sábado 12 de febrero 2011
Santa María del Valle de Punilla

La propuesta del segundo día del Cosquín Rock 2011 en el escenario principal tuvo momentos con climas muy diferentes. Arranco con potencia y hasta furia con bandas como Utopians, María Eva y la presentación de Ciro Pertusi y Jauria. Cambió por la modernidad ochentosa de Virus, con varios invitados que siguieron alimentando la excitación del público que se iba acercando.

A la llegada del Flaco al escenario ya empezaban a ser varios los miles que nos reuníamos esperando. Lo hizo con la formación más completa que viene acompañándolo durante el último año. Claudio Cardone en teclados, Sergio Verdinelli en batería, Baltazar Comotto en guitarra, la invitada habitual de Vera Spinetta en voz. A esto se va confirmando Matias Mendez en bajo en reemplazo de Nerina Nicotra tal como se presentó en diciembre en Niceto, y la del Mono Fontana en teclados como disfrutamos en el Teatro Coliseo porteño en octubre último.


La fidelidad del público spinettiano ahí estuvo con su “flaacooo, flaacooo….” recibiendo a los músicos, mientras algunos se mezclaban con los plomos para armar los instrumentos y conexiones.

Concentrado solo en la música, Spinetta y su banda repasaron durante casi una hora temas que forman parte de sus últimas presentaciones. Palabras justas y mínimas solo para presentar algún tema, con el Flaco como uno más sentado atrás en el escenario, la propuesta ofreció un sonido limpio, participaciones instrumentales precisas, arreglos ajustados.

Abrieron con una versión de Ella bailo bastante extensa que fue mostrando las virtudes de cada uno de los músicos, desde los teclados hasta las guitarras. El segundo tema fue Mi elemento, el hit de la última producción en estudios (Un mañana, 2008).

Ahí saltamos hasta Jade, del disco Madre de años luz, el tema Ludmila, para que Verdinelli demuestre que la batería también tiene platillos.

Ante la presentación de 8 de octubre, no faltaron los pedidos que León se arrimase al escenario, pero nuevamente nos quedamos con las ganas. Con la elocuencia del silencio y la música, la versión de Te para tres siempre en cada presentación de Spinetta.

Diferenciándose de los sonidos más saturados, la banda lucio un estilo muy transparente para que cada participación sonase clara, sin superponerse. Desde lo inusual de contar con dos tecladistas tan creativos como Cardone y Fontana, hasta el virtuosismo de Comotto y Verdinelli.

Luna nueva, mundo arjo, una canción que Spinetta ha interpretado en vivo y grabado en el 2005 en la presentación en Casa Rosada, fue una de las “novedades” musicales. Otros temas fueron Canción de amor para Olga, Asilo en tu corazón, Buenos Aires alma de piedra.

A tiempo de versionar a su maestro “desde la otra orilla” Hugo Fatoruso, se sumó Verá Spinetta para acompañar en la voz en el tema Milonga Blues, también en Durazno sangrando y en Cabecita calesita.

Para el cierre, Yo miro tu amor.

LISTA DE VIDEOS EN YOUTUBE

ALBUM DE FOTOS EN PICASA


domingo, 13 de febrero de 2011

Charly Garcia en el Cosquin Rock

Charly García, Cosquín Rock 2011
Sábado 12 de febrero 2011
Santa María del Valle de Punilla

Hay shows que cumplen con una previsible expectativa, uno sabe y disfruta lo que sucede pero no nos sorprende ni dejarán algo en particular de recuerdo. Lo que sucedió anoche en el Aeródromo de Santa María del Valle de Punilla no es una actuación más.

Todas esas dudas e incertidumbres que me dejaron lo que vimos por la tele de Tucumán a mitad de año y haber visto en vivo El abrazo en Chile en diciembre pasado se desvanecieron. Por eso cuando los sentidos y recuerdos están calientes, uno tiene la necesidad y urgencia por tratar de reflejar esa vivencia. En los próximos días les compartiré los videos que he grabado y estaré editando.


Con "el regreso" Charly García volvió a ser el centro de atención que siempre ha disfrutado ser. Muchas miradas se auto-convalidan en el análisis de gestos, dichos y situaciones. Infaltables miradas moralistas que critican cada una de sus transgresiones, enfrentadas al fanatismo y la idealización.

La actuación en el Cosquín Rock dará de comer a todos y confirmara lo que cada uno quiere creer pero la etapa del regreso ha concluido. Este aquí es Charly García, dueño de su show y de su persona. La actuación lo mostro con un dinamismo, imprevisibilidad y entusiasmo intacto.

Una tormenta –breve con lluvia y granizo- demoro el inicio a media tarde, sin embargo pudimos disfrutar en el escenario principal de distintas bandas. Abrió Utopians, siguió Maria Eva, Virus con varios invitados. Luego el Flaco con toda su banda (confirmando al Mono Fontana en teclados junto a Cardone y a Matías Méndez en bajo) fue muy bien recibido. León con D-mente repasando su historia, y con Pancho Cheves. Versionando a capela 5 siglo igual y con una versión danzada de La memoria dedica como es habitual a Las Madres y Abuelas. Terminando a puro rock con el primer poco de la noche, al pedido de Andrés Giménez, en Pensar en Nada.

El show previo de Skay finalizo con tiempo para cumplir los horarios. Tuvo muchos temas propios y algunos recuerditos de Los Redondos que fueron muy bien recibidos. El escenario quedo listo justo a la medianoche, las banderas de SNM, el piano negro y la pantalla que acompaña el inicio de Operación densa lucieron solos un buen rato.

El clima era de expectativa y los fantasmas circulaban boca en boca. Como en el Cosquín 2010, Charly a sabiendas nos hace esperar y juega con nuestra expectativa.

Caminando sin apuro entro para comenzar con Cerca de la revolución. Jugando con el piano e invitando al pogo en Rock and roll yo. Fanky para bailar y con los coros de Rosario Ortega en reemplazo de Hilda Lizarazu. Mas juegos con las teclas y el Negro García López ahí en la pose sentado sobre el piano para una versión Pasajera en trance, nuevamente con Rosario Ortega y con Carlos "Baryshniko" en el bajo.

Con una agilidad que se extrañaba fue el protagonista y el conductor. Locuaz hablo de todo y para todos. De códigos, de Tinelli, de Kill gil, de Gieco, de su anterior discográfica, del faso, del aguante, de los travestis y de su manager. A varios no les fue muy bien con sus palabras. Hasta hubo una fugaz ironía para Palito Ortega. Pero más allá de las polémicas, también hubo una interesante presentación de sus canciones que reflejo una actitud.

Aprendimos que “gay” significa contento en el diccionario García, como previa de una versión “histérica” y “hard-core” de No toquen, como parte de un set bien roquero.

Aprovechó para lanzar su nuevo mensaje sobre los códigos, antes de arrancar con Vicio.
"Tengo códigos, tengo 40 años de carrera, hago música desde los 15 años, quiero que me respeten" fue su pequeño momento de enojo, mensaje que ha reiterado en Punta del Este. Mientras comenzó a jugar con los micrófonos y el cinturón. Mucho mas suelto en el escenario y el piano, mezclando brevemente una gotas de Satisfacción.

Una presentación de su "única canción cristiana" Rezo por vos y la ilusión que subiera el Flaco quedó trunca. No me dejan salir y un "no puedo un montón de cosas y son las mejores". El amor espera, un tema que lo tiene todo, pianos, rock, puede ser potente o sutil. Un reconocimiento afectuoso para su trío chileno "los tres chiflados" y una canción patria con No llores por mi, Argentina.

En otros tiempos, Charly se reivindicaría con sus propias palabras “La mediocridad para algunos es normal la locura es poder ver más allá”, en Kill gil elige traducir a Lennon “dicen que estoy loco haga lo que haga y me dan cantidad de buenos para nada”. Esta noche el Charly García “normal” que festejamos estos últimos tiempos se ha despedido y ha vuelto el original, el que por admiración, por idolatría o por moralismo tratamos de Dios y de loco.

Llego el momento de presentar Kill gil y entre bromas explicar algunas de sus imágenes: el que toca la flauta, un cuadro de la mona lisa, uno con un revolver que dispara a la mona lisa. Al grito de "pull the strings" (dedicada a los que mueven los hilos), unos disparos y la flauta de kung-fu comienzan la versión en vivo de No importa, en esta venganza inspirada en la película de Tarantino. La letra tiene la violencia y desesperanza de otros temas de Charly, la imagen de la prisión y el encierro. Concebido como una reversión o continuación de Cerca de la revolución. Su sonido es potente, múltiple en instrumentos y voces sobrepuestas. Llevado al vivo la voz queda un poco desnuda acompañaba de un eco.

Vienen a la memoria las presentaciones de Deberías saber porque en Velez 2009 y La medicina en los últimos shows del Luna Park 2010, la expectativa por escuchar algo nuevo aunque no sea tan nuevo. Tiempos donde el mensaje era un sonriente “estoy bien, estoy feliz”. Aquellos temas fueron parte de una transición y hoy no están. Otra confirmación que los tiempos van cambiando.

Y ha cambiado el entorno con las ausencias de Hilda Lizarazu y sus coros y su escena. El reemplazo por Rosario Ortega necesita muchos más ensayos. Lo mejor para Hilda en sus propios proyectos artísticos, disfrutamos mucho sus participaciones con Charly en este tiempo.
También esta ausente Fernando Szereszevsky, el manager que participó de todo este retorno y que era una companía personal de Charly a sus espaldas en cada show y en cada aparición mediática. Con un contacto muy personal con los fans, ahora reemplazado por una relación ausente donde nadie asume el vínculo con los aliados. Vamos a extrañar también esa conexión que nos permitia sentirnos un poco adentro del mundo García.

Charly fue, vino, hizo y deshizo. No falto cierta sutileza para los locales. Canto y toco, fue director de su banda y fue su propio manager. No hubo miradas por sobre sus espaldas pendientes de sus gestos y dichos, ni entregó el manejo de los temas al Zorrito. Fue el mismo el que marco cada tiempo, interrumpió a su propia banda para seguir hablando o marco los tonos de la improvisación. Suelto y provocador en sus movimientos y en sus dichos. Le gusta jugar a ser el mas duro entre los duros y que algunos temas suenen más densos.

Seguimos con Demoliendo hoteles, como despedida para "el aguante". Una más comenzará de nuevo García, buscando un tema en que Rosario Ortega lo pueda acompañar, sale No voy en tren. Y vuelven con un viejo amigo y su amónica, León Gieco para cantar El fantasma de Cantervielle. Seguirá un clásico de los ochenta, Pecado mortal.

Otra despedida no querida, para hacer Me siento mucho mejor y luego Influencia previo jugar al "quien toca después" para alimentar al ego y que nosotros se lo festejemos. Todo ha sido ganado por la improvisación, lejos de shows rutinarios, Charly juega con el publico y sigue tocando con Mi amor, ¡esto si que es una fiesta!

Volvió cuantas veces quiso, a los plomos los hizo rearmar equipos y siguió. Regaló un micrófono al público. Otro regreso del regreso con Comfortably numb, de Pink Floyd. Charly juega con el sonido, hasta que sale con el Himno. "Una canción que no ensayamos, ni nos gusta" pero a nosotros si, Seminare.

Fue contra su público cuando la gente empezó a cantar contra Iorio que cerrará la tercera y última noche del Cosquín Rock 2011, como años atrás se cantaba contra Cerati. "No me gustan estas cosas" nos reta mientras juega al dígalo con mímica sin entender de quien se trata. Todo lo que en Chile pareció desprolijidad especialmente con el sonido, aquí fue más y resulto creíble, espontaneo, autentico.

Un show interminable que rompió con el programa anunciado de 17 temas, que se extendió en un ir y venir de nuevos bises, algunos improvisados, casi como un paralelo de una vida que tantas veces tuvo finales y regresos. Fue jefe arriba del escenario pese al interés de la organización que la noche terminase.

Y sigue con Sui Generis y Mr. Jones y una referencia para Barreda. Coreando La marcha de San Lorenzo y la Aurora esperamos que todo se rearme. "¿Somos latinos? NOOO!" exclama antes de tocar Popotitos. Una repetición, con El amor espera. Y otra promesa de irse y volver. Un saludo de la banda para el publico y de Charly para "su representante e ideólogo" y cierran con Canción para mi muerte.

Todo daba para todo, hasta un Charly candidato, presidente o emperador como jugo García López en la ultima de las despedidas. Somos fanas de Charly Garcia para pretender quedarnos con la versión "normal" de chico bueno y prolijo que exhibió en el último año y medio. Entre la locura y la normalidad, este es Charly García.

LISTA DE VIDEOS EN YOUTUBE

ALBUM DE FOTOS EN PICASA

miércoles, 9 de febrero de 2011

Malosetti Electrohope, música en serio (Costanera Sur)


Javier Malosetti ELECTROHOPE, Les Amateurs y Creé
Ciclo Música Urbana, Costanera Sur
6 de febrero 2011

En la tercera noche del ciclo de música urbana, en el Anfiteatro de Costanera Sur, se presentó Javier Malosetti con su banda Electrohope.

En la previa, Malosetti invito a músicos amigos. Abrieron la noche Les Amateurs, un grupo principalmente instrumental, con un impacto visual en sus trajes de colores y un sonido bastante elaborado, ritmos y voces lejos del convencionalismo de la canción de tres minutos, escuchados con atención por un público que ya completaba el anfiteatro.

La siguiente participación tuvo algo de familiar. Se presentó Creé, fuertemente acentuado en la segunda "e" al decir del presentador Malosetti. Una banda formada a mediados del 2009 y que ya tiene editado su primer CD. Con Fernando De Marco en voz y guitarra, Jorge Adimari en teclados, Juan Pablo Rufino en bajo y Julián Malosetti en batería.

Hicieron tres temas, el primero fue Vive y el cierre con No me importa, con un estilo más clásico de rock-pop.

Luego de un apresurado cambio de instrumentos, llego Malosetti y su banda ELECTROHOPE (Javier Malosetti en bajo, guitarra y voz, Nico Raffetta en teclados, Hernán Segret en guitarra y Tomi Sainz en batería). Mala cuestión esta de imponer estrechos horarios a los shows, cuestión que parece repetir situaciones como las de García López en Parque Centenario o Juanse en Parque Roca, que hemos comentado en anteriores crónicas.


Toda valoración musical es cultural y personal. Desde los puestos atrás del escenario llegaban los ritmos simples de la cumbia, mientras Malosetti presentaba varios temas de TEN, su última grabación con algunos covers veteranos y músicas propias.

Javier inicio con una guitarra más pequeña de cinco cuerdas. Los primeros temas fueron Blues inferno, Kevorkian y El Benja. Ahora utilizando un bajo y guitarra de doble mástil, realizado por el gran luthier Mariano Maese.

Hubo un agradecimiento para la organización, el sonido y la reiterada invitación a participar de los ciclos musicales del verano porteño. Siguió un tributo a Dire Straits con Money for nothing.

Hubo pasajes destacados de Nico Raffetta en teclados y de Tommy en batería.
Malosetti conversaba de todo un poco entre cada tema. Delpo fue uno de los más pedidos, dedicado obviamente al amigo Juan Manuel Del Potro.

Al momento de los bises, solo Malosetti hizo El tren de las 16, saludando con la vista al cielo al maestro. Y finalmente un clásico “del segmento música para la tercera edad", de Deep Purple, Maybe I'm a Leo.



Videos en youtube