lunes, 22 de abril de 2013

Fito Paez, El amor despues del amor en el Luna Park

Luna Park, domingo 21 de abril 2013. Si algo caracteriza a los shows de Fito Páez es el clima caliente que logra en el público. Aunque uno presuponga que la lista de temas y toda la rutina ya está un poco vista después de tantas giras, que la perfección de la banda se pueda convertir en rutina, Fito siempre sorprende y se supera arriba del escenario.

El show en el Luna fue enorme, de altísima entrega, de mucho calor entre el escenario y el público, con un Fito que se dedicó a cantar e interpretar cada una de sus canciones de gran manera, que por ratos fue al piano a mostrar sus habilidades pero que dejó el resto en una banda perfecta.







La primera explosión fue cuando la base rítmica de El amor después del amor empezó a sonar hasta que Fito ingresó al escenario, Dos días en la vida con la voz e imagen de Celeste y Fabi, La Verónica con arreglos propios en el piano, continuó ordenadamente la lista de temas del disco con Trafico por Katmandú, una emotiva participación del Flaco Spinetta en Pétalo de sal, Sasha, Sissí y el círculo de baba con imágenes de película, Un vestido y un amor, la increíble Tumbas de la gloria, la unión de Charly y Calamaro en los videos y voces de La rueda mágica, Creo, la peruana Detrás del muro de los lamentos homenajeando a Mercedes, los climas antagónicos de La balada de Donna Helena primero solo en la voz y luego la potencia aplanadora de la banda, Brillante sobre el mic y completando el disco con A rodar mi vida.






La segunda parte del show tuvo un momento especial cuando Fito solo al piano fue pegando una tras otra sus canciones como Las tardes del sol, las noches del agua, Cable a tierra, She's mine, Carabelas nada, Y dale alegría a mi corazón y Tema de Piluso.

Con todo el estadio de pie y algunos revoleando algún abrigo, el show solo tuvo una pausa con Naturaleza sangre, cuando la potencia de la banda sufrió el sonido saturado del Luna Park. Fito estuvo acompañado en las voces por Adriana Nea Ferrer y atrás un equipo de lujo con Juan Absatz, Diego Olivero, Mariano Otero, Dizzy Espeche, Gaston Baremberg.

A esta altura parece que con tanta energía la voz de Fito se queda afónica, pero sigue cantando como nunca. Pocas veces se podrá decir que haya cantado tan bien. La noche se fue completando con Circo Beat, Al lado del camino, la entrada de Gabriel Carámbula preanunciaba Ciudad de pobres corazones, Fito esta vez en la guitarra, y para los bises versiones de Dar es dar y Mariposa Tecnicolor.



Se pueden decir tantas cosas de Fito Páez, desde los fans que lo idolatran hasta quienes lo hieren por pasiones políticas. Fito tiene estos extremos y la contradicción es interesante, pero es un artista enorme, quizás no sean sus últimas composiciones las mejores sino aquellas que todos aprendimos a cantar hace tiempo, pero arriba del escenario tiene una actitud fantástica, impecable profesional, interpretando sus canciones con una entrega increíble para conectarse en un abrazo con quienes compartimos la noche del Luna Park.

GALERIA DE FOTOS







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada