martes, 1 de octubre de 2013

Charly Garcia, Lineas Paralelas, segunda noche en el Teatro Colon

Pensando y opinando un poco sobre los recientes años, el regreso en Vélez 2009 con la gira nacional y latinoamericana que le siguió, fue una recreación de sus grandes éxitos en sus versiones originales, acompañado de una banda poderosa integrada por sus músicos más fieles, probablemente los que le brindaban más seguridad, con la cual Charly fue recuperando su desenvoltura y protagonismo en el escenario.

Luego siguió la idea de 60x60, con su trilogía de shows en el Teatro Gran Rex y en el Luna Park, con la incorporación de un trío de cuerdas dirigido por Alejandro Terán (Julián Gándara, Christine Brebes y Herman Singer), Fernando Samalea en percusión, xilofón y bandoneón, ampliando la interpretación de sus canciones, con nuevas versiones como Instituciones, incorporando audios y videos a los shows, fragmentos de Buñuel, voces de Graciela Borges, charlas con Marilyn Manson.

La presentación en el Teatro Colón nos trae otra idea llamada “Líneas paralelas” jugando a inventar nuevos conceptos alrededor de su música y de su show. Charly expone en su libro recientemente publicado, en forma caótica, sus intenciones de inventar “algo” alrededor de la física y de los silencios en la música.

Lo que uno alcanza a percibir es algo menos pretencioso pero muy elaborado. En estos años Charly fue incorporando ideas a sus shows, muchas fueron quedando y otras no, haciéndolos crecer en el sentido musical y visual, emocional y más complejo instrumentalmente.



A las clásicas participaciones solistas de Kiuge en Vía Muerta, de García López en Yendo de la Cama al living, fue sumando los bandoneones tangueros de Samalea, nuevos sonidos de los sintetizadores, arreglos de cuerdas y orquestales que con la participación de la Orquesta Kashimir se enriquecen aún más, el particular sonido del xilofón también de Samalea, Bernardo Baraj como invitado en saxo en Constant Concept.

La lista no es tan extensa pero recupera muchas canciones que hace tiempo no interpretaba como No te dejes desanimar, suma introducciones y fragmentos que van uniendo tema y tema, novedades como Dileando o Constant Concept. Definitivamente quedó muy lejos aquel regreso repitiendo grandes éxitos en versiones originales. Aquí todo ha sido repensado varias veces. Dejando esta vez de lado ciertos temas más rockeros o más oscuros que han sido habituales en estos años como Cerca de la revolución o Llorando en el espejo.

El desafío fue presentar algo orquestal, a lo que la formación clásica de Charly ayuda, sin perder la esencia de su música. No fue una noche para quedarse afónico cantando, aunque hubo momentos que se hizo escuchar el Say No More, sino para escuchar y ver.

El escenario ofrece su profundidad para desplegar visualmente la idea de Líneas paralelas, que convergen en una infinito, formando distintos grupos: a un lado las bases de batería, percusión y bajos, al otro los sintetizadores con el Zorrito, luego las cuerdas eléctricas y propias, y más allá en dos grupos la Orquesta Kashmir. Dos espacios más íntimos, sobre el frente para una versión de Cuchillos con un sillón y sintetizadores, al fondo con un piano rojo para Happy and real. Sobre el escenario, Jean Francois Casanovas (Parte de la religión) hará sus participaciones actorales. Una esfera de espejos desciende para traernos un estilo ochentoso. En el centro una enorme consola de sintetizadores desde donde comandar todo.



Hay pocos homenajes esta noche, falta una versión de Rezo por vos, pero esta Cuchillos cantada por Mercedes Sosa. En 20 trajes verdes elige el piano rojo ubicado al fondo del escenario para una versión instrumental. Eiti Leda será uno de los momentos donde el show se pone más potente y el público más efusivo, en gran parte gracias al final de Toño en la batería. En Fax U se cuelga la guitarra eléctrica. En Happy and real se sienta nuevamente al piano, junto a Bernard Fowler y la Orquesta Kashmir –homenaje a Led Zeppelin- hacer uno de los momentos más delicados.

En el cierre parece ser uno de los pocos momentos que sale del guión, con una versión de Inconsciente colectivo. Nos quedamos unos largos minutos cantando la canción, esperando un bis que no vendrá. Quedan algunas promesas o creencias que el propio Charly deslizó en la noche, una versión editada y alguna nueva presentación aquí mismo o en GEBA. Lo que es seguro, en la medida que siga pasando el tiempo, cada show será diferente y tendrá cosas nuevas.


 GALERIA DE FOTOS




1 comentario:

  1. Impecable e impresionante material trabajo todo ..que han realizado!, es hermoso poder disfrutar del Maestro Charly Garcia ..Increíble a la vez, cuando solo hace unos años atrás..Flavio, a tantos que lo amábamos nos dolía "Se dijera que le sigan dando drogas pesadas", y que molestara que del que menos esperábamos Palito Ortega (se lo cargase) y lo podamos disfrutar de estas y todas las buenas formas, claro que Charly "esa Vez Se dejo ayudar"..lo mas importante! ..Todos lo que lo que queremos (muchísimos!!) y Obvio DIOS.."Rezo por Vos, siempre". Gracias por tan buen trabajo volver a disfrutarlo como SI volviera a estar en el T.Colón..es muy Fuerte . poder verlo a cada rato..Es un Disfrute Único..del cual no soy egoísta y lo envío a seres que no fueron, que Aman y quieren a Charly desde toda sus vidas.. Gracias Hagan Ruido..Emociona y alegra, ver y volver a ver a nuestro querido Maestro. Flavio, impecable Todo. Mas que agradecida (yo) siempre . Beso y abrazo enorme. Laura A.

    ResponderEliminar