jueves, 21 de agosto de 2014

SPINETTA: CRÓNICA E ILUMINACIONES + MARTROPIA: libros

SPINETTA: CRÓNICA E ILUMINACIONES + MARTROPIA: libros.
por Miguel Ángel Dente, autor de Tícher de luz, una guía spinettiana

No sólo bienvenidas sino gratificantes y muy esperadas las recientes reediciones de Crónica e iluminaciones [Eduardo Berti, ed. Planeta] y Martropía [Juan Carlos Diez, ed. Aguilar] que bucean en el mundo spinettiano en la búsqueda de sus tesoros más preciados.

Diálogos profundos develan gran parte de los misterios de las canciones de Luis, el origen y alcance de sus palabras que resuenan ahora para siempre. Fuentes literarias, temas filosóficos y las respuestas a muchos de nuestros interrogantes hacen de ambas publicaciones un material imprescindible.







miércoles, 20 de agosto de 2014

BAGLIETTO-GARRÉ juntos en el Ópera CD/DVD

BAGLIETTO-GARRÉ juntos en el Ópera
por Miguel Ángel Dente

CD / DVD. Nada de lo que pueda decir con respecto a Baglietto ha de ser objetivo. Así detallo en la introducción del libro Sicodélica star sobre Fito Páez: desde que lo escuché por primera vez en la radio, él fue el responsable de que yo me desayunara en cuanto al rock argentino. Me aburrí después –en el buen sentido del término– de verlo en vivo, subiendo desde un ascensor al escenario del Astral, soportando en escena un viento artificial o descolgándose en bicicleta desde un palco del mismo teatro Ópera. Todas puestas en escena estéticamente muy cuidadas, cuasi teatrales, mágicas y memorables que, según él, pertenecen a su etapa “pretenciosa”.

Tal vez su perfil de músico del interior –de Rosario–, acerque una explicación de por qué desde el rock quiso zambullirse en otros géneros populares como, no casualmente, lo hicieran sus colegas/coterráneos Litto Nebbia y Fito Páez. La propuesta de la denominada Trova Rosarina, que él llevó adelante como punta de lanza, está también emparentada en cierta forma a la de algunos músicos uruguayos –Mateo, Rada, Roos, Fattoruso, Masliah…– en cuanto a su “originalidad superlativa”… y una tristeza visceral aplicable tanto a era en abril como al adagio de Zitarrosa.


Sabrán disculparme Jairo, Lavié, Aznar, Abel Pintos… y aquel de quien pueda estar olvidándome en este momento. En mi opinión, Baglietto es el mejor intérprete argentino masculino de estos últimos cincuenta años. Y, claro está, digo masculino por respeto a La Voz de América, Mercedes Sosa. Después de un exitoso recorrido solista, entrado el siglo, Juan recaló definitivamente en puerto Vitale y, entre ambos, expandieron su plataforma con un dúo “transversal” que no reconoce precedentes. Por su parte, Silvina Garré nació artísticamente a la vera de Baglietto, para pronto despegarse como solista, demostrando no solamente que era capaz de ser una de las cantantes más destacadas en su género sino, además, animándose a la odisea de la composición, el piano y la guitarra…


Baglietto-Garré juntos en el Ópera!!!... es un reencuentro esperado no sólo por ellos sino también por la gente. Incluso, una unión más feliz que la de veinticinco años atrás, en el mismo lugar, cuando parecían estar “agobiados” de tanto trajinar artístico. Sobre el escenario, se los ve mucho más maduros, aunque sin haber perdido la frescura que siempre los caracterizó. La mayoría del repertorio es interpretado a dos voces e involucra a sus amigos de La Trova: el tándem histórico era en abril/canción del pinar [Fandermole]; el témpano/historia de Mate Cosido [joyas de Abonizio]; los éxitos tratando de crecer/la vida es una moneda [Páez], canciones de Callaci, Bielsa, Pagura, Goldín [otra vuelta más por Juan y Julián Baglietto] más creaciones de la propia Silvina y dos clásicos del pionero Litto Nebbia: quien quiera oír que oiga y sólo se trata de vivir. Por fuera de los “temas rosarinos” se destacan me asomo, se fuerza la máquina y debajo del puente, haciéndome recordar por momentos al dúo de Ana Belén y Víctor Manuel.


La banda, muy bien capitaneada por Guido Martínez, asume nuevos riesgos en los arreglos, con un interesante despliegue de Victor Carrión en los vientos y sin detalles librados al azar por parte del resto de los integrantes –desde mi punto de vista, únicamente casi una zamba parece haber perdido el espíritu nostálgico que tuviera en su origen–.


Finalmente, la puesta, fotografía y edición hacen de éste un trabajo altamente recomendable. Y sobre todo la calidad técnica y de audio.

CANCIONES
01. Era en abril [Fandermole]
02. Me asomo [Román-Uria]
03. Canción del pinar [Fandermole]
04. Quien quiera oír que oiga [Nebbia-Mignogna]
05. En blanco y negro [Garré]
06. Señalada por el índice del sol [Pagura-Bielsa]
07. Los buenos tiempos [Garré]
08. Cuando estoy triste [Pedroni-Sánchez]
09. Qué son esas palabras [Callaci-Bielsa]
10. Otra vuelta más [Goldín]
11. Debajo del puente [P. Guerra]
12. Casi una zamba [Garré]
13. Historia de Mate Cosido [Abonizio]
14. Sólo se trata de vivir [Nebbia]
15. Se fuerza la máquina [G. Pérez]
16. tratando de crecer [Páez]
17. El témpano [Abonizio]
18. La vida es una moneda [Páez]
19. Cantar, cantar [Ordás Aguilera]


Sólo en dvd: hogar [P. Guerra] y adoquines en tu cielo [M. Bigarrena]
Extras dvd: me asomo; sólo se trata de vivir; cantar, cantar; se fuerza la máquina…
[grabados en el Mercado de las Pulgas]

MÚSICOS
Juan Carlos Baglietto: voz, guitarra, percusión
Silvina Garré: voz, piano, guitarra
Guido Martínez: bajo, contrabajo, coros, dirección musical
Mariano Delgado: guitarra, charango, coros
Adrián Charras: teclado, acordeón, coros
Víctor Carrión: vientos
Diego Alejandro: percusión
Julián Baglietto: batería, melódica, voz

DATA
Leader Music, Baglietto Producciones: edición 2014
Carlos Vertanessian, Verónica González: fotografía

viernes, 8 de agosto de 2014

EPUMER-MACHI-JUDURCHA: Enigma

EPUMER-MACHI-JUDURCHA: Enigma
por Miguel Ángel Dente


Cd.
Y la guitarra entra en acción, con su sonido “curtido” y característico… para comenzar a “arrancar” de la canción y que vuelva la luz una feliz frase bluseada. Al frente y, solo en la primera impresión, Epumer parece comandar la nave del capitán Lito…

Aunque más rockera y por sobre el muro sonoro de Machi en el bajo, Lilu nos sorprende con un estribillo tiernamente melódico, que contrasta con el cerrado pero breve solo de la eléctrica. Entre acordes algo más jazzeros, gallo pollo va intercalando pasajes disonantes, riffs y una caja de resonancia percusiva, con la participación destacadísima de Javier Malosetti y el propio Machi, inmersos en un expresivo duelo de bajos.

En enigma, Lito despliega su abanico de matices mientras la base lo contiene a puro rock –a excepción de un pequeño simulacro de candombe–. Promediando el disco, el deleite de las escobillas de Judurcha con la compañía del saxo de Victor Carrión rinden homenaje al recordado González, El Negro.

Los constantes cambios de ritmo de pasaje La Blanqueada se verán interrumpidos por un interesante solo de batería a cargo de Cristian. Es entonces cuando el bandoneón de Mederos, como en aquella época de Generación Cero, irrumpe para romper el molde a partir de una antológica muchacha ojos de papel, antesala ideal de los libros de la buena memoria. Este tema continúa la zaga iniciada con durazno sangrando en la voz de Machi que, por momentos, parece fundirse con la del autor: Luis Alberto Spinetta. La guitarra de Epumer también parece mimetizarse en el pop spinetteano Pequi y en el tributo El Carpo, que además incluye un notable solo de Machi, excompañero de Pappo’s Blues.

Prólogo simpático mediante, cabezota y E.M.J. repiten la performance del álbum debut y funcionan a la vez como relanzamiento de este “trío poderoso”, que consolida aquí su férrea y original identidad._

CANCIONES

01. que vuelva la luz (Epumer)
02. Lilu (Epumer)
03. gallo pollo (Epumer)
04. enigma (Epumer)
05. González (Epumer)
06. pasaje La Blanqueada (Epumer)
07. los libros de la buena memoria (Invisible)
08. El Carpo (Epumer)
09. Pequi (Machi)
10. cabezota (Epumer)
11. E.M.J. (Epumer)

MÚSICOS
Lito Epumer
: guitarras
Machi Rufino: bajo, voz
Cristian Judurcha: batería
Invitados: Rodolfo Mederos, Javier Malosetti, Victor Carrión


DATA
Club del Disco
: edición 2014
Gonzalo Daino: arte
Esteban Del Valle, Olga Karlova, Ezequiel Valdez: fotografía