lunes, 11 de julio de 2016

Bicentenario 2016, Plaza Vaticano - Teatro Colon








“La Noche de los 200 años” homenajeó a la Patria y llenó de emoción a los porteños

La Plaza Vaticano se vistió de gala para celebrar el Bicentenario de la Patria. Fue un espectáculo musical y artístico, que recorrió los hechos más importantes desde la Independencia hasta hoy. Participaron Maximiliano Guerra, Raúl Lavié, Sandra Mihanovich, Les Luthiers y César Isella, entre otros.

De principio a fin emocionó "La Noche de los 200 años", ahí en la Plaza Vaticano, a metros del mítico Teatro Colón donde el arte se dio un fuerte apretón de manos con el Bicentenario de la Independencia de la Patria. Y salió un maravilloso espectáculo, que recorrió distintos sucesos que marcaron los años que van de 1816 a 2016, y en el que participaron destacados integrantes de la cultura. Los vecinos, agradecidos.

Formaron parte, por ejemplo, César Isella, Raúl Lavie, Sandra Mihanovich, David Lebón y la Orquesta Polo Bandoneón, el bandoneonista Walter Ríos y Tomás Lipán, quienes interpretaroncanciones tradicionales y recitaron poemas alusivos a la celebración.

La hora de actuar

La jornada comenzó puntualmente a las 20 con la presentación de David Lebón y la Orquesta Polo Bandoneón. Luego llegó el turno de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires con los segmentos “Pre-Show Piazzato”, “Sobrevuelo”, “Sueño de la Patria” y “Nuestra Infancia”. Y un cierre patrio, con “La bandera Aurora”.

Luego de la denominada “Transición I”, en la que Orquesta Estable del Teatro Colón interpretópiezas clásicas como “La Traviata”, entró en escena César Isella, quien abrió el segmento “Derivar la Tierra”. La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires regresó al escenario para interpretar las secciones “El origen de la tierra”, “Gauchos, la tierra: El Ande”, “Tierra mineral - La artillera” y “La Batalla”, reflejos de la historia argentina.

El cuerpo de músicos estuvo acompañado por el Ballet Estable del Teatro Colón, el grupo Opus Cuatro y el ballet folklórico Sentires, entre otros, para dar lugar a la segunda transición de la vigiliapor el Bicentenario de la Independencia. En ese intermedio, la Orquesta Estable del Colón interpretó “Intermezzo – Cavalleria Rusticana”, con dirección de Mario Perusso.

Hasta el segmento “La Paz”, en el que Opus Cuatro interpretó “María de los Dolores”, “Lunita Tucumana”, “Carnavalito el Humauaqueño”, “Juana Azurduy” y “Misa Criolla”, junto a cantantes como Sandra Mihanovich.

Para el segmento “Los que vinieron – Los Abuelos”, las orquestas Filarmónica de Buenos Aires y Estable del Teatro Colón acometieron con “Barcarolle de ’Les Contes D’ Hoffmann’”, “Torna a Sorrento”, “No Puede Ser”, “Kalinka – Gragmento” y “Amazing Grace”.

Luego se vieron las secciones “Canción de Buenos Aires”, “Cine Argentino”, “Los Trabajos y los Días” y “Tango”, a cargo de distintos artistas, clásicos como “Por una cabeza”, “La Cumparsita”, “Libertango”, “Libertango Electrónico” y “Adiós Nonino”.

La recta final

En la "Transición III", por su parte, la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires interpretó “Restoration – Fragmento” y dio paso al segmento “¡Al Colón! – Las Divas”, que ofrecieron “Un Bel Di Verdremo”, “O Mio Babino” y La Habanera”.

Al promediar la noche aparecieron “Todas las voces”, con el “Va Pensiero – Nabucco” interpretado por la Orquesta Estable del Teatro Colón y la participación de las colectividades alemana, boliviana, checa, chilena, coreana, eslovena, española, griega, israelí, lituanesa, paraguaya y peruana, entre otras.

Más tarde fue el turno de “Todo Cambia”, un segmento en el que el clásico de Julio Numhauser interpretado por un conjunto de artistas populares compuesto por Carlos Ullán, Enrique Folger, Fabián Veloz, Haydée Dabusti, Carla Holm Filipsic, Paula Almerares y Guadalupe Barrientos, además de Mihanovich, Lavié, Lipán y el Coro Estable del Colón.

También se escuchó la Banda Tacuarí del Regimiento de Patricios, preámbulo de uno de los momentos más festejados de la noche, cuando subieron al escenario los Les Luthiers. El tradicional grupo de humor hizo su espectáculo hasta la medianoche, cuando la entonación del Himno Nacional Argentino puso el broche de oro a una noche histórica, anclada en la evocación de los 200 años de la Independencia.






No hay comentarios:

Publicar un comentario